miércoles, 19 de junio de 2013

Ser la lluvia.

“La lluvia cae tan deprisa que no puedes ver con claridad su forma, pero si todo fuera más lento vería con atención su estructura y así estar más satisfecha.”

Recorriendo la calle sin rumbo fijo junto a la lluvia leve, deteniéndome a observar a la gente con aprecio. Observando sus gestos, sus ojos, su todo. Darme cuenta de sus sentimientos…
Me intrigan sus pensamientos. Y es allí cuando me cuestiono, que podría hacer yo por ellos? Pero no logro pensar con precisión la respuesta. El camino se hace más largo y yo sigo  observando… esta vez a niños, tan alegres, tan libres, tan brillantes que hasta te detienes a ver sus sonrisas y te unes a su felicidad.

Encontrar un lugar que tal vez era al que quería llegar, pero pensar por última vez en el recorrido... como puedo hacer que las demás personas sean tan brillantes como aquellos niño? y la respuesta es, ser la lluvia. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario