domingo, 30 de octubre de 2016

Corresponder

"Entonces, él era esa experiencia que piensas que jamás sucederá y de repente todo funciona de la nada, y te sorprendes, y te preguntas mil cosas pero, luego lo asimilas y te das cuenta que por fin fuiste correspondida y eso, simplemente te motiva y te hace feliz.

Te hace sentir muchas cosas en tu interior y el buen ánimo se prolonga contagiando al resto también. Todo empieza a ser más sencillo y notas que todos los días se vuelven prósperos para ti. Entonces, todo eso es ¿Amor? ¿Ilusión? ¿Obsesión? ¿Capricho? ¿Gusto? O ¿Todo junto? Todo sonaba tan bien que, lo resumí a felicidad. El sentimiento de ser querido era la mejor sensación de todas y, yo lo estaba por fin viviendo después de tanto tiempo"